Fútbol

Despedida cruel del 'playoff'

Sergio García se queja al árbitro tras una entrada de un rival.
Sergio García se queja al árbitro tras una entrada de un rival. / LOF

El Cartagena se queda a un gol de la remontada y dice adiós al ascenso; el equipo fue superior al filial culé, pero Monteagudo reaccionó tarde en el choque de vuelta

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El fútbol suele ser cruel, especialmente con los más pequeños. Suele cebarse con los que menos tienen y los que más hambre pasan. Anoche, en una tórrida Barcelona, mientras los jugadores del Cartagena lloraban de pena tirados sobre el césped del Mini Estadi, los espectadores de la tribuna alta del pequeño estadio podían ver a lo lejos como en el gigantesco marcador del contiguo Camp Nou se emitían imágenes triunfantes de la Copa de Europa que el Barça de Cruyff ganó hace 25 años en Wembley. A los Koeman, Bakero, Guardiola y compañía se les homenajeaba por todo lo alto.

Realmente, a los cuatro mil culés que ayer fueron a ver al segundo equipo les importa más aquello que esto. A muchos les dio incluso pena ver al final del encuentro a un equipo tan entregado y a una afición tan abnegada como la del Cartagena protagonizando en directo un duelo deportivo tan intenso. Lágrimas, sollozos, abrazos que buscaban consuelo sin encontrarlo. Un drama. Es duro. Pero es lo que hay. El Barça B luchará por subir, sin merecerlo. Y el Cartagena dice adiós a la temporada del modo más cruel, acariciando una victoria que pudo ser épica.

Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis se acercaron hasta el fondo en el que estaban los 500 aficionados cartageneros y les gradecieron su apoyo.
Los dos fueron aclamados por la afición. Les gritaron que el año que viene sí se iba a ascender.
Barcelona B:
Suárez; Palencia, Marlon, Borja López, Cucurella; Fali, Sarsanedas, Gumbau; Aleñá (Martínez, minuto 86), Marc Cardona (Carbonell, minuto 66) y Perea (Dani Romera, minuto 46).
FC Cartagena:
Limones; Óscar Ramírez, Ceballos, Moisés, Zabaco, Jesús Álvaro; Sergio Jiménez (Juanlu Hens, minuto 87), Rivero, Cristo (Artiles, minuto 80); Germán y Arturo (Sergio García, minuto 62).
Goll:
0-1, Sergio García, de penalti (minuto 79).
Árbitro:
Sánchez Alba (aragonés). Amarillas a los locales Palencia, Sarsanedas, Cucurella y Suárez; y a los visitantes Rivero, Arturo, Jesús Álvaro y Ceballos.
Estadio:
Mini Estadi. 4.585 espectadores, unos 500 de ellos llegados desde Cartagena.

Ganó pero perdió el equipo de Monteagudo, al que hay que aplaudir por cómo levantó a un equipo muerto en el 'playoff' y hay que censurar por no haber arriesgado ayer en el Mini Estadi media hora antes. Quiso madurar el partido y asestar dos goles mortales en el último cuarto de hora. La idea, arriesgada, no era mala. Falta por saber qué hubiera pasado si el manchego se la hubiera jugado en el 46 y no en el 76. Con todo, el Cartagena ha sido mejor que el Barça B, al igual que fue superior al Alcoyano. La diferencia está en el nivel del rival y en aquel fatídico gol de Gumbau en el Cartagonova.

El gol de penalti de Sergio García en el minuto 79 hizo creer que el milagro era posible

El caso es que el Efesé se quedó a un gol de la remontada en el Mini Estadi y se despidió del 'playoff' en un final cruel como pocos. Marcó Sergio García, de penalti, a falta de once minutos. Le derribó Palencia aunque no pareció penalti. Fue valiente el zamorano pidiéndose un penalti que él forzó, de aquella manera, y quería chutar Rivero, quien falló en Marbella. Acertó Sergio García en su último partido con el Cartagena y la afición albinegra se volvió loca.

Gerard siguió amarrando y encerró a sus asustados pupilos, lo que espoleó aún más al Efesé, crecido y esperanzado. Buscó el cuadro albinegro con todo un segundo tanto que le hubiera clasificado para la tercera y definitiva eliminatoria en unos instantes finales de infarto. El propio Sergio García, con un zurdazo desviado, y Jesús Álvaro, con un centro chut que casi sorprende al meta Suárez, tuvieron la oportunidad de obrar el milagro y completar la hazaña. Pero no hubo suerte.

El Barça B pasó la eliminatoria sin ser superior en los 180 minutos, ni en la ida ni en la vuelta. Al contrario, hizo más méritos para pasar el Cartagena, pero se quedó en la cuneta. Ayer, en una primera parte bien controlada por el Efesé, los de Monteagudo dispusieron de dos ocasiones muy buenas para marcar. En la primera, un gran centro de Óscar Ramírez fue rematado por Cristo con la cabeza en el segundo palo, sin oposición, y cuando la pelota iba a entrar la sacó Palencia bajo palos. En la segunda, un excepcional centro desde la izquierda de Jesús Álvaro no fue empujado a la red por Arturo en el segundo palo.

Antes, Germán y Cristo, con un zurdazo seco que detuvo Suárez en dos tiempos, también lo intentaron. En un Barça B más defensivo que de costumbre el único peligro lo llevó Gumbau, con dos potentes disparos lejanos bien repelidos por Limones. De hecho, la única oportunidad clara del filial azulgrana llegó en el tiempo añadido, ya con todo el Cartagena metido en el área local. Limones se adelantó a Dani Romera y evitó el gol. Ya hubiera sido anecdótico, en cualquier caso. Los tres de arriba no dieron miedo como en el Cartagonova.

Perea y Cardona fueron sacrificados pronto, Dani Romera no pudo con Zabaco y Alfaro estuvo en la grada. Lamentablemente, en el Cartagena estuvo muy lejos de su nivel el reaparecido Cristo, Arturo firmó un último partido horrible y Germán fue más ruido que nueces. Sin gol era imposible subir. Y el Cartagena, que nunca tuvo demasiado gol, lo perdió definitivamente tras la remodelación de la plantilla en enero.

Al final del partido, los jugadores del Efesé fueron vitoreados y animados por los cerca de 500 cartageneros que estuvieron en el Mini Estadi, que se fueron muy tristes por el desenlace de la eliminatoria pero con el convencimiento de que el año que viene su equipo volverá a estar entre los mejores de Segunda B. No obstante, eso es una hipótesis. La realidad a día de hoy es que el Cartagena tendrá que sobrevivir un temporada más en el infierno de la Segunda B.

Fotos

Vídeos