Fútbol | FC Cartagena

La Copa le da más alegrías a Munúa

El centrocampista Adri González comete falta sobre el albinegro Jesús Carrillo, el pasado miércoles en Don Benito, en la ronda de Copa. / LOF
El centrocampista Adri González comete falta sobre el albinegro Jesús Carrillo, el pasado miércoles en Don Benito, en la ronda de Copa. / LOF

Gracia, Carrillo, Cruz, Ayala, López y Orfila, debutante en el lateral izquierdo, brillaron en Don Benito

RUBÉN SERRANOCartagena

Está claro que la del miércoles por la noche no fue una victoria cualquiera del Cartagena. Eliminar al Don Benito en la Copa del Rey no solo supuso olvidar el irregular arranque liguero, ni echarse al bolsillo 40.000 euros por pasar de ronda: el equipo entrenado por Gustavo Adolfo Munúa dejó muy buenas sensaciones, en la primera parte a nivel coral y, a lo largo de los noventa minutos, con actuaciones individuales que no pasaron desapercibidas para los aficionados albinegros. Hacía falta ver rendir a varios futbolistas, resolver dudas y ver el vaso medio lleno de cara al partido de este domingo, a las 19 horas, en el Nuevo Colombino de Huelva.

Los seguidores del Efesé pudieron comprobar el miércoles por la noche que hubo un cambio de mentalidad a la hora de afrontar el partido y adaptarse a las condiciones del estadio Vicente Sanz. Pese al estropeado césped, los muchachos de Munúa mantuvieron a raya al Don Benito en la primera parte: hubo presión alta, combinaciones en la zona de tres cuartos y alguna que otra pisada en el área de Sebas Gil. Desde luego, nada parecido a lo visto cuatro días atrás en el mismo campo. En apenas diez minutos de Copa, el Cartagena ya enseñó más colmillo que en los otros 90 minutos anteriores, y acumuló más posesión de balón.

Sin galones, los albinegros dieron buenas sensaciones de dominio, sobre todo en la primera parte

Los de Munúa encerraron al Don Benito en su campo. Era una noche peligrosa, una cita histórica para el modesto cuadro local, y los albinegros impidieron desde el primer segundo cualquier amago de efervescencia: no hubo sustos y, gracias a una buena actuación coral, los Karim, Adri, Pepe Bernal y compañía apenas inquietaron a João Costa, en la primera parte. Aquí es donde jugaron un papel fundamental las nuevas piezas introducidas por el entrenador uruguayo en el 'once'; la afición esperaba que repitieran más titulares, pero lo cierto es que tan solo lo hicieron 4 futbolistas. El club hasta se permitió el lujo de dar descanso a hombres tan importantes como Fito Miranda, Jesús Álvaro y Moyita.

En la izquierda

Sin duda, uno de los protagonistas del encuentro, y que mejores sensaciones dejó entre los aficionados, fue el centrocampista sevillano Julio Gracia. El chico viene de hacer la pretemporada con el primer equipo del Betis, por ser una de las joyas de la cantera verdiblanca, y esa calidad se pudo ver en el campo. A Quique Setién le gusta y le ha dado rodaje en amistosos y partidos oficiales, ya que debutó el año pasado en un partido contra el Atlético de Madrid. Munúa lo colocó en la banda izquierda y, desde ahí, dio una auténtica exhibición de regates, paredes con sus compañeros y aportó mucha verticalidad; desde luego, no escatima en pedir la pelota. Brilló como pocos en Don Benito y, además, dio la asistencia a Rubén Cruz, con un saque de esquina colgado al corazón del área. En ese nivel, se espera que sea capaz de darle ese salto de calidad al equipo.

Todavía está por ver la imagen más incisiva de un laborioso Elady Zorrila, participativo pero sin colmillo en el área

Otro de los compañeros con los que mejor mezcló el sevillano en la zona de tres cuartos fue con Jesús Carrillo. Lo suyo ya no es ninguna novedad: sorprendió en la pretemporada, convenció a Munúa y cada vez que tiene minutos agita el ataque. Entre él y Gracia son capaces de aportar dinamismo, movilidad, aspectos necesarios para desatascar partidos como el de Copa: ahí lo marcan los pequeños detalles y futbolistas como Carrillo echaron un clave para que eso fuera así. Por ese camino, lo lógico es que el técnico uruguayo le dé más minutos. El charrúa tiene un 'problema' para elegir su mejor 'once', visto el rendimiento de los teóricos suplentes en Don Benito.

Portería a cero

Porque los destellos de Gracia y Carrillo no fueron los únicos que se pudieron ver en el Vicente Sanz. La línea defensiva también le dio muchas alegrías a Munúa: los debutantes Antonio López y Sergio Ayala, con el portugués João Costa, lograron mantener la portería a cero por segundo partido consecutivo. Nadie dudaba de que el excentral del Lorca FC tenía muchos quilates; ha venido al Efesé a aportar veteranía y jerarquía. Además, Ayala se quitó de un plumazo las pocas incógnitas que lo rodeaban.

Los últimos fichajes y los suplentes rindieron a un gran nivel, despejaron dudas y se lo podrán difícil al uruguayo en el 'once' que hará en Huelva

El ex del Valencia Mestalla había sido el zaguero titular durante toda la pretemporada, pero, sin motivo aparente, el entrenador lo dejó fuera del equipo en las dos jornadas de Liga; en Copa demostró estar al nivel del resto de sus compañeros. Orfila, por su parte, se perfiló como una buena alternativa al lateral izquierdo; probablemente completó ahí sus mejores minutos con la camiseta albinegra. En todo caso, ese territorio es de Jesús Álvaro y su suplente, Luis Mata.

Por si acaso, la Copa dejó claro que el equipo puede competir sin necesidad de alinear a Moyita, Fito Miranda y dar rodaje a Paim, de menos a más. Cruz, pese a su inactividad, demostró tener la 'escopeta' cargada, aunque aún dejó por ver la mejor versión de Elady Zorrilla, participativo pero de momento poco incisivo en el área.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos