El club ya ha vendido 5.363 entradas y el lleno está cantado

Aficionados sacando sus entradas , ayer en el Cartagonova./j. m. rodríguez / agm
Aficionados sacando sus entradas , ayer en el Cartagonova. / j. m. rodríguez / agm

Los abonados tienen su localidad reservada hasta mañana, ayer hubo colas y el Extremadura fleta ocho autocares gratuitos para sus aficionados

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El lleno en el Cartagonova está cantado. A falta de cinco días para el partido más decisivo que el estadio de Benipila va a albergar en lo que llevamos de siglo, ya se han despachado 5.363 entradas en las oficinas del club. A estas, hay que sumar las 924 localidades de fondo norte bajo que el club presidido por Paco Belmonte ha enviado al Extremadura. La entidad de Almendralejo, por cierto, comunicó anoche que va a fletar ocho autocares de manera gratuita para que sus seguidores vengan el domingo a Cartagena. El precio de sus entradas es de 10 euros y ahora falta por saber qué respuesta dará la hinchada azulgrana. No sería descabellado que se vendieran todas esas entradas en tierras extremeñas, ya que la euforia se ha apoderado de la afición del Extremadura.

En Cartagena, el plazo de reserva de entradas para los casi 7.000 abonados albinegros expira mañana. A partir del jueves, el socio que no tenga su billete comprado podrá perder su butaca. Ayer se formaron colas en las oficinas en determinados momentos de la jornada y lo normal es que la actividad vaya en aumento durante hoy y mañana. El estadio aún no se ha llenado en este 'playoff' de ascenso, pero da la sensación de que en esta ocasión sí se va a colgar el cartel de 'no hay billetes'.

En estos momentos, tras las obras de mejora del estadio llevadas a cabo en los últimos tiempos, el aforo del Cartagonova es de 14.500 espectadores. Ante el Rayo Majadahonda hubo cerca de 13.000 personas en el campo. Y en la segunda eliminatoria, frente al Celta B, esa cifra disminuyó hasta los 9.200 espectadores.

Quejas de la AFE

En otro orden de asuntos, en Madrid no ha pasado desapercibido el hecho de que el partido del pasado domingo en el Francisco de la Hera se jugara con una temperatura cercana a los 38 grados. Los jugadores y los aficionados vivieron una auténtica pesadilla y, de hecho, el juego se paró en dos ocasiones con el fin de que los futbolistas pudieran hidratarse. El sindicato de futbolistas AFE, a través de un comunicado, ha mostrado su preocupación por lo sucedido: «El partido de ascenso a Segunda Extremadura-Cartagena se disputó con una temperatura superior a los 35 grados. AFE seguirá luchando y negociando con las partes implicadas para preservar la salud de futbolistas y aficionados», apuntó en una nota.

Para este domingo, a la hora del partido (18.30), la previsión meteorológica es mucho más benigna. La tarde será soleada, pero el termómetro no pasará de los 27 grados. Una buena noticia para todos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos