Chavero vuelve a las andadas

Chavero controla el balón delante de un jugador del Marbella, en febrero./ j. m. rodríguez / agm
Chavero controla el balón delante de un jugador del Marbella, en febrero. / j. m. rodríguez / agm

El centrocampista catalán pide a los dirigentes del Efesé que le dejen marchar; podría fichar por el Hércules

RUBÉN SERRANO CARTAGENA

Cuando se puso por primera vez la camiseta albinegra tenía 19 años. Era un fenómeno y Paco Gómez le hizo un contrato por cinco temporadas. Pero entre cesiones y derivas a otros equipos de Tercera y Segunda B, Alejandro Chavero se alejó definitivamente del Cartagena. Los caminos del centrocampista catalán y del Efesé volvieron a cruzarse el verano pasado, pero todo hace indicar que esta nueva etapa está a punto de finalizar: tiene contrato pero quiere marcharse, y así se lo ha comunicado a los dirigentes albinegros, Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis.

En el Cartagena, en el fondo, se lo veían venir desde que acabó la temporada hace un mes: el catalán tiene contrato en vigor hasta junio de 2019, pero en los últimos años no ha aguantado más de una temporada en el mismo club. Brilló por donde pasó, eso sí: en el UCAM Murcia hizo una magnífica temporada con Eloy Jiménez, pero rechazó la oferta de renovación de Pedro Reverte y firmó en el Real Murcia por dos años. Tras destacar con Aira, rescindió y puso rumbo a Ponferrada, donde hizo la misma jugada para venir al Efesé. Ahora, salvo sorpresa, se irá al Hércules por casi el doble de su sueldo actual. Ya ha pasado por 16 clubes distintos a lo largo de su carrera.

En Ponferrada y en Murcia ya rescindió su contrato; alega motivos personales, pero el club albinegro solo le dejará irse si otro equipo paga la cláusula

Lógicamente, su marcha es un revés para los planes del nuevo proyecto dirigido por Gustavo Adolfo Munúa: el catalán iba a ser un hombre importante en el centro del campo, el líder de una medular que ahora, con su adiós, se queda coja. Lo cierto es que el centrocampista de Barcelona se había incorporado el pasado viernes con total normalidad a los entrenamientos, pero en el Cartagena eran conscientes desde aquel primer ensayo en Pinatar Arena que su continuidad no estaba nada clara.

El jugador tiene a su mujer e hijos en Villarreal y aquí ha vivido en La Vaguada solo toda la temporada

Mimos desde el principio

Ese día, el jugador le comunicó a Belmonte y a Breis que tiene problemas personales y quiere estar cerca de su familia. Su mujer e hijos viven en Villarreal y él, durante esta pasada temporada, en La Vaguada. En el Cartagena, que entendían su situación, siempre han tratado de cuidarle: le daban permiso para que fuera todas las semanas a Villarreal. Él mismo lo confesó en una entrevista concedida a 'La Verdad' en noviembre de 2017. «El niño pequeño, de 9 años, juega en el benjamín del Villarreal. Tengo dos niñas mayores y los tres están con mi mujer allí. Todas las semanas paso allí la tarde del lunes y todo el martes. Tardo tres horas en llegar. Vienen cuando pueden y uno de los motivos de cambiar Ponferrada por Cartagena fue estar más cerca de ellos», dijo entonces.

En el Cartagena eran conscientes de su forma de ser y trataron de mantener una relación muy estrecha

Lo cierto es que la relación de Belmonte, Breis y Chavero siempre ha sido muy estrecha desde el principio, un vínculo que iba más allá de los terrenos de juego. De hecho, en alguna ocasión se ha podido ver al propio manager general del Efesé con el jugador por las tardes, entre risas, en la terraza de algún bar, charlando largo y tendido sobre fútbol. Y hasta en alguna ocasión se ha sumado su representante, Rafael Cascallana. Con esos 'lazos' presentes, en la reunión del pasado viernes no saltaron las chispas.

Reforzar a un rival

Aunque en el Efesé son comprensibles, tienen muy claro que en estos casos es vital separar el tema personal del deportivo, dejar a un lado la amistad y centrarse en la confección de la plantilla. En público, Belmonte y Breis han defendido que solo quieren a futbolistas en la plantilla que realmente deseen jugar en el equipo. En el caso de Chavero, aunque haya buena sintonía, no están dispuestos a que se marche gratis y sin que llegue una oferta en firme de otro equipo (que podría ser el Hércules). Además, supondría reforzar a un rival que también aspira a estar en Segunda División.

Además de que tiene a sus hijos en Villarreal, Chavero vivió momentos personales muy duros durante la temporada pasada y que, en ningún caso, afectaron a su rendimiento en el terreno de juego. A principios de abril falleció su padre, Antonio Chavero Llano, en la UCI de un hospital de Barcelona. Allí estuvo ingresado durante un mes y medio y el futbolista, entonces, hizo varios viajes al empeorar mucho el estado de salud de su padre. Aquellos días, el club le dio permiso para faltar a los entrenamientos. Él, en todo caso, siempre rindió a un gran nivel pese a todo.

Un líder en la medular

Con Monteagudo completó un curso espectacular, porque jugó 45 partidos (40 como titular) y marcó 5 goles; fue la base sobre la que se sostuvo el equipo, mermado por las continuas lesiones de Miguel Ángel Cordero y una versión descafeinada del mejor Sergio Jiménez. Adama Fofana tampoco terminó de dar el salto y a él le tocó llevar las riendas. En Majadahonda y en Extremadura también lloró como el que más, en una de las imágenes que quedarán grabadas en la historia del Efesé. Ahora, su futuro irá encaminado a un equipo del grupo III. Chavero, como en UCAM, Real Murcia y Ponferradina, ha vuelto a las andadas.

Yepes se despide tras seis años en el club y se va a Las Palmas

El entrenador de porteros durante las seis últimas temporadas, José Esteban Yepes, se despidió ayer del club para firmar por Las Palmas, equipo de Segunda División. Yepes escribió una carta a través de la página web del club agradeciendo el cariño mostrado durante todo este tiempo, a la vez que la entidad albinegro matizó que «no ha podido rechazar la oferta» del conjunto canario. «Ha sido una decisión difícil porque siento que dejo mi casa, pero me marcho para afrontar nuevos retos deportivos muy ilusionantes», dijo Yepes en su despedida. También hizo hincapié en el «ejemplo de gestión en toda España» por parte de Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis al frente de la entidad albinegra. «El Cartagena siempre estará en mi corazón y espero que esto sea un hasta pronto. Gracias ha toda la gente que ha confiado en mí», escribió.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos