Chavero y Rubén Cruz ponen líder al Cartagena en el mejor momento

Rubén Cruz mira a la cámara y recuerda que acaba de marcar su décimo gol con la camiseta del Cartagena, ayer en Sevilla. / lof
Rubén Cruz mira a la cámara y recuerda que acaba de marcar su décimo gol con la camiseta del Cartagena, ayer en Sevilla. / lof

Anotan los goles del trabajado triunfo albinegro en el campo del Betis B, donde los albinegros tardaron solo 90 segundos en pasar del 1-1 al 1-2 definitivo

FRANCISCO J. MOYA

Era un partido para ganarlo. Sí o sí. En una cita dramática para los locales, que con la derrota final tienen un pie y medio en Tercera División, el Cartagena estaba también muy exigido. En la penúltima salida del curso solo le valía quedarse con los tres puntos. Cualquier otra cosa era complicarse mucho la vida. Y el equipo que entrena Alberto Monteagudo, el mejor visitante de toda la Segunda B en las dos últimas temporadas, volvió a demostrar que lejos del Cartagonova es un auténtico martillo. Ayer, además, golpeó muy pronto, con un gol de Chavero. Ahí demostró que no le valía el empate. Que no iba a especular.

1 BETIS DEPORTIVO

2 CARTAGENA

Betis Deportivo
Pedro López; Juanjo, Pozo, Carlos Blanco, Redru; Jaime, Julio Gracia (Hinojosa, minuto 84), Kaptoum (Baena, minuto 58); Uche, Aitor Ruibal y Abreu (Iván Navarro, minuto 58).
FC Cartagena
Pau Torres; Óscar Ramírez, Moisés, Josua Mejías, Jesús Álvaro (Morros, minuto 68); Sergio Jiménez, Cordero, Chavero; Hugo Rodríguez (Owusu, minuto 75), Cristo y Rubén Cruz (Aketxe, minuto 87).
Goles
0-1, Chavero (minuto 3). 1-1, Iván Navarro (minuto 78). 1-2, Rubén Cruz (minuto 80).
Árbitro
Ruipérez Marín (manchego). Amarillas a los locales Julio Gracia e Hinojosa; y a los visitantes Moisés, Pau Torres, Chavero y Sergio Jiménez.
Incidencias
Ciudad Deportiva Luis del Sol de Sevilla. Unos 300 espectadores, 100 de ellos llegados desde Cartagena.

También se repuso en cuestión de segundos al tanto del empate, obra de Iván Navarro en el único desajuste defensivo del Efesé en toda la tarde. 90 segundos después del 1-1 vino el 1-2. Eso es señal de grandeza. Rubén Cruz metió el balón en la jaula, consiguió su décimo tanto en catorce partidos, mostró sus diez dedos a la cámara tras no celebrar el gol por su pasado bético y agrandó un poco más su fama de 'asesino silencioso'. Parece que no está y, sin embargo, te acaba matando. 10 goles en 14 partidos. Una auténtica bestialidad en una categoría tan raquítica como la Segunda B.

EL DETALLE

El autocar fletado por la federación de peñas sufrió una avería en el viaje de regreso, a la altura de la localidad sevillana de Osuna
Los 63 aficionados que iban en él estuvieron una hora y media tirados en la carretera, hasta que se solucionó el problema y pudieron continuar. El autocar que transportaba a los jugadores del Cartagena paró donde estaban los aficionados y los futbolistas les cedieron a los aficionados las pizzas que el club había comprado para que ellos cenaran.

Para redondear la jornada, el Marbella no pudo ganar en su visita al complicado campo del CD El Ejido. Fue por delante durante muchos minutos, pero al final solo empató y, por tanto, ve cómo el Cartagena le adelanta a tres jornadas para que termine la Liga regular. Si los albinegros ganan sus tres últimos partidos serán campeones de grupo. Ya dependen de sí mismos. El casi descendido Lorca y el Écija (en el Cartagonova) y la Balompédica Linense (fuera) serán sus tres últimos rivales. El Cartagena se queda con 66 puntos, por 64 del Marbella. Esto tiene mejor color.

Monteagudo cambió el dibujo, utilizó un 4-1-4-1, puso a Sergio Jiménez y sacrificó a Aketxe Rubén Cruz, con su décimo gol en catorce partidos, dio el triunfo a los albinegros, tras una dejada de Owusu

Chavero demostró que el Efesé no iba a ser tímido en el campo del filial del Betis, a pesar de que Monteagudo cambiara su habitual dibujo, sacrifcara a Aketxe y montara un conservador 4-1-4-1. Así, el rehabilitado Sergio Jiménez (formidable ayer) se mantenía en el equipo inicial y Cordero regresaba a él, aunque en esta ocasión algo más adelantado, con menos responsabilidades defensivas y con mayor libertad para acercarse al área rival. Era un trivote, desde luego. Pero en los diez minutos iniciales el Cartagena vivió en el área del joven conjunto verdiblanco. Es decir, el esquema era el que era, pero las sensaciones eran palmarias. Y nos indicaban claramente que el Efesé no iba a perder el tiempo. Salió a comerse a su rival.

Aviso y 0-1

Rubén Cruz avisó tras un error grosero de la zaga bética a la hora de sacar la pelota jugada desde atrás, imitando siempre lo que hace el primer equipo. Pozo evitó el gol, con el meta Pedro López ya en el suelo y superado, después de una buena presión de Hugo y Cristo. Y en el tercer minuto de juego, Chavero anotó el 0-1, tras un centro desde la derecha de Óscar Ramírez, que se envenenó tras tocar en Carlos Blanco. El '8' del Cartagena marcó en el segundo palo, alojando en el fondo de las mallas una pelota que venía desde el cielo, sin dejarla caer. Es su cuarto gol del curso, el primero que no es de penalti.

Asustó el Betis B con una gran jugada colectiva, nacida en su portero, que acabó en gol. Marcó Aitor Ruibal rematando en el área chica, pero estaba en fuera de juego. El partido quedó anestesiado y no pasó nada interesante hasta los cinco últimos minutos del primer periodo. El Cartagena tuvo dos buenas ocasiones para hacer el segundo. Un disparo de Óscar Ramírez salió rozando el poste. Y un remate de cabeza de Rubén Cruz, tras un servicio desde la izquierda de Cristo, asustó al meta local. Pero no entró.

En el segundo acto sucedieron pocas cosas, especialmente porque el Betis B era incapaz de meterle mano al Cartagena y los visitantes, cómodos en el campo, se conformaban con el 0-1. No atacaba el Efesé, que concentraba todos sus esfuerzos en guardar su renta y dejar pasar los minutos. No llegaba el filial del Betis, desconectado su mejor hombre, Aitor Ruibal, del juego ofensivo de su equipo. Sin embargo, en un saque de banda que era a favor del Efesé y el árbitro le dio al Betis B, los locales pillaron descolocados a los visitantes y el balón terminó en el área. Aitor Ruibal apareció por fin y asistió a Iván Navarro. Este batió por alto a Pau Torres.

Golpe mortal

El disgusto le duró a los albinegros solo 90 segundos. Los que tardó Óscar Ramírez en inventarse un certero misil que domó Owusu con el pecho y colocó dentro de la portería, con un zurdazo seco y mortal, el utrerano Rubén Cruz. De nuevo, en un partido en el que tocó poco el balón, el ex de Albacete y Cádiz demostró que es un animal competitivo y que no necesita aparecer mucho. Con que le veamos una vez, basta. No festejó el gol el ariete albinegro, quien estuvo siete años en la cantera del Betis. Pero fue uno de esos tantos que se recordarán durante mucho tiempo. Uno de esos goles que dan ascensos. De momento, da un liderato a falta de solo 270 minutos de Liga. Que no es poco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos