FC Cartagena

Ceballos se va con billete de vuelta

Ceballos rompe a llorar durante la comparecencia que ofreció ayer para despedirse del Cartagena./J. M. Rodríguez / AGM
Ceballos rompe a llorar durante la comparecencia que ofreció ayer para despedirse del Cartagena. / J. M. Rodríguez / AGM

El defensa catalán trabajará en la cantera o la secretaría técnica del Cartagena cuando decida retirarse. «Esto es un hasta pronto», dice Belmonte

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Llegó de tapado, como uno de tantos, en plena depresión por el descenso y con la difícil tarea de llenar el enorme hueco dejado por Txiki, héroe de Alcoy y no renovado en contra de la opinión popular en aquel agitado verano de 2012. Curiosamente, Juan Carlos Ceballos (Barcelona, 1983) se marcha del Cartagena tras de adelantar a Txiki en partidos jugados (128 a 119) y arrebatarle la décima posición en el ránking de futbolistas con más encuentros disputados con la camiseta albinegra.

La despedida de Ceballos, que ayer no se quisieron perder técnicos, jugadores y empleados del club, fue mucho más sonada que su llegada. El club rindió honores al que ha sido su primer capitán la última temporada y media -recogió el brazalete de manos de su amigo Jorge Luque- y le preparó un emotivo adiós, parecido al que en su día tuvieron Mariano Sánchez, Víctor o Cabrejo.

«La decisión de prescindir de Ceballos ha sido la más difícil que hemos tomado desde que llegamos al club. Ceballos se ha ganado el respeto de todo el mundo y se va para volver. Tiene las puertas abiertas de este club y ya sabe que cuando se retire queremos contar con él, bien para el trabajo de cantera o bien para la secretaría técnica. Esto es un hasta pronto», apuntó Paco Belmonte, dueño del club.

«No me quería retirar y tampoco iba a ser un problema aquí, porque Cartagena es mi casa» Juan Carlos Ceballos, Excapitán del Cartagena

Su socio, Manuel Sánchez Breis, con un nudo en la garganta y con la voz entrecortada por la emoción, añadió que «nosotros no queríamos cargar a nuestra espalda con el peso de su retirada. Él se encontraba en un equipo en el que por delante estaba Óscar Ramírez, que es el mejor lateral de Segunda B. Pero eso no quería decir que el fútbol en Ceballos se había acabado. Es la persona que más nos ha ayudado en estos dos años y medio y ha hecho de todo, de jugador, de amigo, de secretario técnico y hasta creo que de utillero».

Ceballos, que rompió a llorar durante su intervención y fue largamente ovacionado por los presentes, confesó que «no me quería retirar y tampoco iba a ser un problema aquí, porque Cartagena es mi casa. Me considero un cartagenero más, de hecho. Mi familia es muy feliz aquí y hemos hecho muchas amistades. Después de tanto tiempo he creado un vínculo fuerte y hoy [por ayer] es un día especial y duro. Cuando me dijeron que no contaban conmigo fue un momento muy complicado, sobre todo por mis hijos. Pero yo quería seguir jugando y afortunadamente Lorca y Jumilla se interesaron por mí. Agradezco al Lorca el interés, pero por proyecto y plantilla pensé que la del Jumilla era la mejor opción. Y allí voy, con toda la ilusión», declaró el defensa catalán.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos