Fútbol | Segunda B

El Cartagena quiere el triunfo definitivo para ser primero

En la primera vuelta. Chavero y Sergio Jiménez presionan a Stoichkov, en el duelo jugado en diciembre en el Cartagonova/Antonio Gil / AGM
En la primera vuelta. Chavero y Sergio Jiménez presionan a Stoichkov, en el duelo jugado en diciembre en el Cartagonova / Antonio Gil / AGM

Los de Monteagudo se enfrentan a un Linense en apuros, sabiendo que incluso una derrota hoy les haría depender de sí mismos ante el Écija

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

Ganó el UCAM y lo celebró el Cartagena. Se oyeron incluso gritos de «¡Efesé, Efesé!» en La Condomina, ya que hubo aficionados cartageneros que quisieron ver en directo cómo el Marbella se la pegaba por tercera vez consecutiva lejos de su estadio. En esta penúltima jornada, el Efesé jugaba dos partidos. Y el primero lo ganó ayer en Murcia gracias a Onwu, Vivi e Isi Ros. ¡Qué cosas tiene el fútbol! Es un paso de gigante, desde luego.

Pero hay que redondear la faena esta tarde. Es ahora cuando entra en acción el mejor equipo a domicilio del grupo IV, un Cartagena que solo ha perdido una vez (en el derbi) en las últimas doce jornadas y que es el tercer máximo anotador, con 51 tantos. 29 de ellos los han hecho entre sus tres arietes, Aketxe (13), Rubén Cruz (10) y Moussa (6). Esos son los datos. Y las sensaciones, tras encadenar tres victorias seguidas después de la derrota en Nueva Condomina, indican que el conjunto de Alberto Monteagudo va por el buen camino, olvidada ya la traumática recta final del pasado ejercicio.

Esto es otra historia. El domingo pasado contra el Lorca se rompió la maldición de la jornada 36 en el Cartagonova, ayer el UCAM le devolvió un favor pendiente desde hace dos temporadas y hoy ya todo está en las manos de los futbolistas blanquinegros. Si sacan los tres puntos del Municipal de La Línea de la Concepción, algo que no consiguen desde 2014, habrá fiesta. El primer puesto estará sellado de manera matemática. Y el choque de la semana que viene contra el Écija será un puro trámite, a la espera de un 'playoff' por la vía corta que el próximo 27 de mayo podría dejar al Cartagena de vuelta en Segunda A, seis años después de su ignominioso descenso de 2012.

En caso de empate ante la Balompédica Linense, el Cartagena se quedaría a un solo punto de certificar la primera plaza. De este modo, le valdría una igualada en la última jornada, ante un Écija que si vence hoy al Jumilla se presentará en el Cartagonova ya salvado, casi con total seguridad. Lo mejor de todo es que incluso una derrota hoy en tierras gaditanas no sería traumática, ya que los cartageneros seguirían sacando dos puntos de ventaja al Marbella y dependerían de sí mismos en la última cita del campeonato.

Nueve años de espera

Hace nueve años que el Efesé no acaba la Liga como campeón del grupo IV. Entonces certificó ese éxito en la última salida del curso, enfrentándose a un rival que viste de blanco y negro, como la Balompédica Linense y como el propio Cartagena. Era el Mérida. En un partido disputado en el Estadio Romano, Sabino adelantó a los extremeños y Mariano Sánchez empató en el minuto 72, dándole el punto que necesitaba para ser primero al equipo que entrenaba Paco Jémez. Tres semanas después, el Efesé ascendía en Alcoy.

Hoy no vale el empate. El Cartagena saldrá a por la victoria contra un rival que solo ha sumado 6 puntos de los últimos 33 y que todavía no está salvado. Su nuevo técnico, Pedro Sánchez de la Nieta, tiene las bajas de Sergio Molina y Juampe, lesionados; Luis Madrigal, enfermo, y Olmo, sancionado. Hoy hará cambios en el 'once' y presumiblemente entrarán en el equipo inicial Wilson Cuero, Sana y Mario Gómez.

En el Cartagena, la única baja es la de Cristo. Monteagudo ha dejado fuera de la lista, por decisión técnica, a Morros, Dani Abalo y Kuki Zalazar. Es posible que el técnico manchego recupere el 4-1-4-1 que tan buen resultado le dio hace 15 días en la salida a Sevilla. Sergio Jiménez haría de 'stopper', con Cordero y Chavero por delante, de interiores. Gaspar, Hugo y Owusu se disputan las dos bandas. Uno será suplente. Josua Mejías mantendrá su plaza en el eje de la zaga y Rubén Cruz actuará de ariete, con Aketxe y Moussa en el banquillo. Por si acaso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos