Fútbol | FC Cartagena

Carrillo convence a Munúa

Carillo escucha a Munúa, al final de un entrenamiento de la semana pasada./Javier Carrión / AGM
Carillo escucha a Munúa, al final de un entrenamiento de la semana pasada. / Javier Carrión / AGM

El mediapunta de Sangonera la Seca, de 19 años, consigue una ficha en la primera plantilla gracias a su gran pretemporada

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El murciano Jesús Carrillo, de 19 años, se queda finalmente en la primera plantilla del Cartagena. Lo anunció en la tarde de ayer la entidad presidida por Paco Belmonte mediante una nota oficial, en la que explicó que el joven mediapunta que pasó por las canteras de Real Murcia, Real Madrid, Málaga y Albacete «ocupará una de las plazas sub-23 del primer equipo», destacando que «ha sido una de las sensaciones de la pretemporada y ha convencido al técnico Gustavo Munúa y a la dirección deportiva, por lo que formará parte de la primera plantilla albinegra». En su comunicado, el club recordó que «Jesús Carrillo es una apuesta de futuro del FC Cartagena y destaca por su verticalidad y su visión de juego, tal y como ha demostrado en los partidos disputados a lo largo de esta pretemporada, en los que ha marcado dos goles y ha dado muestras de su gran calidad».

Es el premio a un trabajo impecable desde que llegó, en principio para entrenarse con el primer equipo pero para competir cada domingo con el segundo, en Tercera. Al final, da el salto a la primera plantilla y posiblemente ya este sábado ante el Granada B debute en Segunda B. Hasta ahora solo ha jugado en Tercera División. Carrilo fue descartado el pasado mes de julio por el Albacete y se quedó colgado, lejos del sueño que intuyó hace tres años, cuando lo fichó el Real Madrid. Carrillo, con 16 años, había sido el mejor del Real Murcia en el División de Honor juvenil y acumulaba dos convocatorias con la selección española sub-17. Cuando lo fichó el club blanco y se fue a Valdebebas, todo el mundo lo quería, en España e incluso en Reino Unido.

Sin embargo, las cosas no le salieron en el Real Madrid y tras su salida de allí ya no tenía tantos pretendientes. Tampoco en el Málaga, su siguiente destino como juvenil, pudo consolidarse. Así, lo que en principio parecía una meteórica carrera hacia la élite fue quedándose en nada. El verano pasado lo fichó el Albacete, donde compaginó el segundo equipo, en Tercera, con el juvenil de División de Honor. Lo valoraban en el club manchego, pero las puertas del primer equipo, que está en Segunda A, estaban completamente cerradas para él, un chico tan talentoso como irregular. En ese momento apareció el Efesé, para acercarlo un poco más a su domicilio famliar, que está en Alcantarilla, y darle una nueva ocasión.

Por lo que hemos visto en los amistosos de pretemporada, Jesús Carrillo no está dispuesto a dejarla escapar. Junto a Óscar Ramírez y Aketxe, ha sido el hombre más destacado y, a diferencia de otros sub 23 como Juan Moreno o Paim que en principio levantaron más expectación a su llegada, siempre ha sido el revulsivo perfecto para Munúa en las segundas partes. Encara siempre y le da igual qué rival esté delante. Es rápido, técnico y muy vertical. Se da la vuelta rápido, se perfila bien y va siempre hacia la portería contraria.

«En proceso de formación»

Ahora mismo, con Rubén Cruz lesionado y Paim fuera de forma, es el primer cambio para el ataque de Munúa, quien valora sus virtudes. Pero también ha dicho en varias ocasiones que «es un chico muy joven, está todavía en pleno proceso de formación y tiene que aprender todavía muchas cosas». En el club comparten este análisis y quieren ser extremadamente cautelosos. «Es un jugador con mucho futuro que nos puede dar muchas cosas, pero sabiendo que tenemos que ir poco a poco. Si le damos toda la responsabilidad ahora, sin estar preparado para ello, nos lo podemos cargar en tres partidos», indica Manuel Sánchez Breis, director general de la entidad blanquinegra.

Algunos en la tribuna del Cartagonova le comparan con Messi, porque es muy bajito, lleva el balón pegado a su bota izquierda y arma el disparo muy rápido. Lógicamente, se trata de ese tipo de comparación que puede arruinar la carrera de cualquier futbolista, sobre todo si tiene 19 años como es el caso de Carrillo, declarado seguidor del Real Murcia, club en el que le salieron los dientes. «¡Ojalá llegue algún día a jugar en la Nueva Condomina vistiendo la camiseta de mi club, del Real Murcia! Esa es mi gran aspiración», confesó en una entrevista a 'La Verdad', en 2015. El caprichoso destino ha querido que haya sido el Cartagena, rival del conjunto grana, el equipo que lo ha rescatado del barro. Firmó en el Efesé por un año, con dos opcionales gracias a diversas variables.

Ocupará la cuarta ficha sub 23, tras las ya conocidas de Joao Costa, Paim y Juan Moreno, ya que Adama Fofana no jugará este año en el Cartagena. El club ha decidido que el medio costamarfileño salga cedido para que adquiera mayor conocimiento y experiencia de la categoría. Los que más fuerte pujan por él son el San Sebastián de los Reyes y el Inter de Boadilla. Jumilla y Villanovense también están interesados en Adama. Las otras dos fichas sub 23 serán ocupadas por un medio organizador que posiblemente llegará cedido de un club de Primera y tal vez por un lateral izquierdo. En otro orden de asuntos, el club informó ayer que ya cuenta con 6.240 abonados, por lo que está a 696 de superar su récord histórico en Segunda B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos