FC Cartagena

A blindar el Cartagonova

Jesús Álvaro, en el centro de un rondo, en la sesión de trabajo.
Jesús Álvaro, en el centro de un rondo, en la sesión de trabajo. / Antonio Gil / AGM

El FC Cartagena recibe al Melilla con la intención de consolidarse arriba. Alberto Monteagudo tendrá que dar descanso a algunos titulares, ante lo apretado de un calendario intenso en el inicio de la temporada

MAITE FERNÁNDEZCartagena

Todavía faltan unas semanas para ver al verdadero Cartagena al completo. El inicio de la campaña ha sido muy bueno, pero debe ir alcanzando un nivel más óptimo con los refuerzos de última hora y sobre todo cuando el calendario se serene, porque esta semana volverá a tener Copa y encima el UCAM Murcia ha adelantado el encuentro liguero al sábado. No obstante, eso debe esperar, porque primero tiene el compromiso de hoy ante el siempre difícil Melilla, que el año pasado se quedó muy cerca del 'playoff'.

Una victoria en casa ante el Recreativo de Huelva, un empate en el Ejido, que pudo ser más, y el pase a la siguiente ronda de la competición de la Copa del Rey ha sido un buen modo de arrancar. Sin embargo, hasta el viernes la plantilla no se había cerrado y hoy todavía no estarán todos los que son, porque acaban de llega y necesitan un periodo de adaptación al sistema y a sus nuevos compañeros.

Porteros
Pau Torres y Marcos.
Defensas
Jesús Álvaro, Óscar Ramírez, Ceballos, Morros /(sub23), Michel Zabaco, Moisés García, Alberto Aguilar y Josua Mejías (sub23). Mauro (sub 23/filial).
Centro del campo
Sergio Jiménez, Cristo, Chavero, Kuki Zalazar (sub23), Poley, Cordero, Álvaro González, Hugo Rodríguez, Dani Abalo. Adama (sub 23/ filial).
Delanteros
Aketxe, Moussa (sub 23)y Farisato ( sub23)

El Efesé ha cambiado muchas piezas para que el final curso sea mejor que el del pasado año. Rozar el ascenso fue muy positivo, pero tienen hambre de más y sobre todo de evitar un tramo complicado como el final de la Liga regular, que a punto estuvo de cargarse el proyecto a medio largo plazo diseñado para terminar subiendo a Segunda.

Las taquillas del estadio abren hoy a las 10.00, dos horas antes del inicio del encuentro

El verano ha sido complicado y las inversiones millonarias de algunas entidades han hecho trabajar a destajo a Paco Belmonte para formar un grupo, que ya está al completo y que tiene variantes para intentar asaltar el objetivo, que no es otro que volver al fútbol profesional después de haberse quedado muy cerca el pasado curso.

Son muchas las caras nuevas y muchos también los que se han marchado del club albinegro. Atrás quedan cuatro años en los que Limones, que ha comenzado salvando al Mirandés, defendía la meta albinegra que ahora es de Pau Torres, aunque si se duerme Marcos está al acecho.

Por cierto, que aunque no juegue la Copa, el meta de Daimiel visitará el estadio el próximo miércoles. Han sido muchas las entradas y la salidas y algunas que parecían imposibles de cubrir, como la de Kike Rivero que ya es titular en el Racing de Santander, pero que se llevó el primer chasco con la Copa. En la Liga sí han sumado dos de dos y son aspirantes.

Sí pasó en el torneo del KO, el Elche del cartagenero Verdú que también ha encontrado su papel importante en el equipo ilicitano. Parece que Sergio García también lo tiene ya en el Toledo y Arturo en el UCAM, cuyo gol daba la primera victoria a los universitarios. Juanlu, por ejemplo ha empezado con lesión en el Mérida y Hevia ya ha hecho gol con el Marbella. El Cartagena tenía buenos futbolistas y no tardaron en encontrar acomodo.

Ellos buscarán su suerte lejos del Cartagonova, pero las caras nuevas albinegras llegan con la ilusión por bandera y se lo van a poner muy complicado a Monteagudo, sobre todo en el medio.

Tendrá que escoger e intentar repartir minutos y cariño para que todos se sientan importantes y sigan aportando como han hecho hasta este momento. Será clave la gestión de vestuario para alcanzar el máximo nivel de los buenos futbolistas que han llegado al Efesé.

Abalo, el destacado

De los últimos días destaca la llegada de Dani Abalo para dar kilates a un centro del campo que ya era de los que dan envidia en la categoría y que ahora ha vuelto a generar expectativas externas sobre el Cartagena. El recién llegado es de esos futbolistas que debe marcar la diferencia en una categoría en la que los detalles pueden marcar un partido.

La experiencia de jugadores de su talla compartirá vestuario con la juventud de los venezolanos que han completado el grupo o del mismo Morros, que tiene en Jesús Álvaro una muy complicada competencia.

Mejías y Farisato, que junto al ex del Celta ya entrenaban ayer con sus compañeros, son de esos jugadores que prometen y que pueden explotar en Cartagena, al igual que Kuki Zalazar. Son apuestas por la juventud, aunque ya han tenido oportunidades con sus selecciones en categorías inferiores.

Si Monteagudo consigue que tengan una adaptación como la de Álvaro, Chavero o Hugo, pronto estarán al mejor nivel. Esos tres fichajes en concreto parece que llevaran años jugando en el Cartagena y además han empezado en un gran tono, lo mismo que Aketxe que en dos días estaba adaptado al grupo y parecía el delantero titular de la pasada campaña.Nada más llegar, con trabajo y goles, se ha convertido en el ídolo y gran esperanza de los aficionados albinegros, que hoy animarán nuevamente a los suyos, a pesar del horario matinal.

Los recién llegados pronto estarán en condiciones de estar convocados por el técnico que debe tomar decisiones en estos días para mantener a la plantilla sin lesiones ante tantos partidos seguidos. No tenía ninguna baja segura, así que tendrá que ir dividiendo esfuerzos para llevar las dos competiciones, porque no quieren ni mucho menos tirar la Copa.

Lo bueno es que lo tiene difícil, porque los que ahora han sido suplentes como Poley y Cordero están dando un altísimo nível y pronto pueden desbancar a sus compañeros.

Suena complicado racionar minutos a Cristo o Chavero que marcan el ritmo, que el equipo debe llevar. La competición es muy larga y todos necesitarán descanso. El que parece que de momento tendrá menos respiro es Aketxe, porque su competencia es joven y recién llegada. El cedido por el Albacete seguirá siendo titular en el ataque, al igual que será complicados los cambios en una defensa que se conoce a la perfección y que el técnico no tocó ni en la eliminatoria copera.

El Cartagena recibe esta mañana a un nuevo Melilla que también quiere apostar por estar arriba y que ha cambiado de entrenador. Manolo Herrero, que subiera al Jaén a Segunda, tiene una filosofía muy diferente a la que por ejemplo tenía Uribe.

Eso sí, aunque toquen más el balón, sigue teniendo el mejor valor en Dani Barrio. El asturiano fue uno de los porteros menos goleados de la categoría el pasado curso y a pesar de las numerosas ofertas renovó en el Melilla.

Ha firmado a Yacine, Rubén Martínez o Boateng para conformar un grupo con aspiraciones, aunque e Grupo IV va a estar muy peleado, un año más.

Llevan cuatro puntos como el Cartagena, aunque suele ser más fuerte en casa que lejos del Álvarez Claro. Llegan después de viajar a Lleida y perder esa eliminatoria copera, por lo que un arranque fuerte del Efesé puede temerinar de hacerles decaer en el ánimo.

En el curso pasado los dos enfrentamientos terminaron con empate a un gol, tanto en Melilla como en Cartagena. Es un resultado que también se generó en el estadio municipal Cartagonova en la anterior campaña y hace tres fue de 2-2. En la 2012-13 sí ganó el Efesé 2-0. Nunca son partidos sencillos y esta mañana tampoco lo será, pero en casa el Cartagena no puede permitirse muchos lujos.

En la segunda vuelta del pasado año se dejaron escapar demasiadas rentas y eso dificultó incluso el acceso a la fase de ascenso. El objetivo es que se escapen pocos puntos.

Monteagudo quiere hacer un fortín del Cartagonova, ante una afición que terminó entregada en el partido ante el UCAM. El técnico sigue proclamandoque juntos será mucho más sencillo lograr las ambiciosas metas marcadas y quiere que el boca a boca haga que sean muchos más los espectadores cada semana y también que se eleve el número de socios.

Mimos al césped

En ese sentido, el Cartagena se encuentra con un problema que no es habitual en Cartagena, pero que deben asumir. El calor del verano no es bueno para el césped, pero la lluvia, que tanto se desea para el campo y para refrescar el ambiente, llegó en un horrible momento para el terreno de juego, que no va a presentar su mejor imagen en las próximas.

Los operarios municipales están trabajando a destajo para que los daños sean los mismos, aunque ayer miraban al cielo mientras ultimaban los trabajos. Más lluvia no sería bien recibida en estos próximos días. La humedad de la noche también hará que siendo el partido por la mañana, tengan que tener cuidados especiales. Anoche se afanaban en los mimos que han llevado durante el fin de semana para tapar los destrozos del partido copero. No ha habido descanso para ellos y no lo habrá porque el miércoles se repetirá escenario ante el Mirandés.

Los jugones del Cartagena tendrán que aguantar lo mejor posible las condiciones inevitables que ahora tiene el recinto del Cartagonova y que intentarán que vayan mejorando en el menor tiempo posible, porque el Efesé tiene un sistema que se puede ver perjudicado por la superficie.

Los tres puntos en juego son fundamentales para seguir en la zona alta y asaltar la zona de 'playoff' si los de arriba fallan. El Écija, líder con dos triunfos, visita al Betis B y el UCAM, también con seis puntos, visitará el incómodo campo del Jumilla en un nuevo derbi regional. Será el próximo rival del Efesé.

La Balompédica Linense, actual tercer clasificado, visita al Lorca Deportiva de Palomeque y el Marbella de Chus Hevia al potente Extremadura. No obstante, la clasificación a estas alturas es casi anecdótica.

El otro rival de la Región, el Murcia de Fernando Llorente, que solo ha sumado un punto, recibirá al Ejido también en horario de tarde.

Fotos

Vídeos