Ayuda extra para salvar el césped

Panorámica del Cartagonova en una imagen tomada este martes desde el fondo sur del estadio./Pablo Sánchez / AGM
Panorámica del Cartagonova en una imagen tomada este martes desde el fondo sur del estadio. / Pablo Sánchez / AGM

El Cartagena cierra un acuerdo con la prestigiosa firma Royalverd para que el Cartagonova recupere su mejor aspecto

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El estado del terreno de juego del estadio Cartagonova es, en estos momentos, una de las principales preocupaciones dentro del seno del FC Cartagena. Ayer hubo una reunión entre Paco Belmonte, propietario de la entidad albinegra, y Jesús Cruz, responsable municipal de la instalación, con el fin de buscar soluciones y acordar plazos para que el césped mejore rápidamente y, sobre todo, para que esté en perfectas condiciones a mediados de noviembre, cuando -en un plazo de solo 48 horas- se jugarán los dos partidos más importantes del año. El domingo 12 de noviembre se disputará el derbi con el Murcia y el martes 14 tendrá lugar el España-Eslovaquia sub 21.

Como cada septiembre, el césped está mal. En esta ocasión, a los habituales problemas derivados de las fuertes temperaturas que ha tenido que soportar en julio y agosto se le ha sumado la tormenta que cayó la semana pasada en la víspera del partido de Copa del Rey ante el UCAM Murcia. Esos 120 minutos le hicieron mucho daño a la pradera, que está en peor estado en la zona de la banda de tribuna. Y las perspectivas no son especialmente halagüeñas, a pesar del infatigable trabajo de los cuidadores del campo.

Así las cosas, el FC Cartagena, con el visto bueno de la Concejalía de Deportes, ha llegado a un acuerdo con Royalverd, considerada por todos como la mejor empresa del sector. Afincada en Olot (Gerona), sus técnicos han colocado el césped en más de una decena de estadios de equipos profesionales españoles (Barcelona, Real Madrid, Valencia, Celta, Levante, Betis, Espanyol, Leganés, Almería...). Acaban de poner el césped del Wanda Metropolitano, la nueva casa del Atlético de Madrid, y ellos fueron los encargados de instalar y cuidar la hierba en siete de los doce estadios que acogieron el pasado Mundial de Brasil.

El precio de cambiar toda la hierba de un campo de fútbol ronda los 150.000 euros y su colocación solo dura dos días. Es un procedimiento muy sencillo. Royalverd trae el césped desde Burdeos (Francia) en camiones frigoríficos antes de ser colocado en el estadio. Los tapetes llegan en unos rollos de 15 metros de largo por 1,20 de ancho y cuatro días después de ser instalada la hierba, el terreno de juego está apto para ser utilizado. Eso sería lo ideal.

El problema es que ni el club ni el Ayuntamiento están ahora en condiciones de hacer un desembolso de 150.000 euros, por lo que toca repetir el procedimiento de cada año. Hay que hacer la mejor resiembra posible y apurar los plazos, ya que este año el calendario no da tregua y en octubre no habrá dos partidos seguidos a domicilio, como sucedió en temporadas anteriores. La idea era llevarla a cabo el 30 de octubre, después del partido ante el filial de Las Palmas. Pero podría adelantarse para asegurarse de que a mediados de noviembre el terreno de juego esté perfecto.

Más

Fotos

Vídeos