Dos años con dos caras

Moussa, Josua y Kuki Zalazar corren a abrazar a Sergio Jiménez tras su gol en Jumilla, donde el Cartagena logró una importante victoria en la primera vuelta./Pablo Sánchez / AGM
Moussa, Josua y Kuki Zalazar corren a abrazar a Sergio Jiménez tras su gol en Jumilla, donde el Cartagena logró una importante victoria en la primera vuelta. / Pablo Sánchez / AGM

El Cartagena repite por segunda temporada consecutiva como mejor visitante de los cuatro grupos de Segunda B, pero hasta 26 equipos de la categoría superan sus números en casa

Francisco J. Moya
FRANCISCO J. MOYACartagena

El Cartagena vuelve a ser el mejor equipo a domicilio de toda la Segunda B. A diez jornadas para que termine la Liga y tal como ya sucediera la pasada campaña, el cuadro de Alberto Monteagudo es el mejor visitante de toda la categoría, con 27 puntos sumados en 15 desplazamientos. Fuera de casa ya ha ganado ocho partidos (UCAM, Granada B, Jumilla, Lorca Deportiva, Écija, Recreativo de Huelva, Córdoba B y San Fernando), ha empatado tres (El Ejido, Extremadura y Badajoz) y ha perdido cuatro veces lejos del Cartagonova (Mérida, Marbella, Melilla y Villanovense). Solo el Fuenlabrada, con los mismos 27 puntos y unos números como visitante calcados a los del equipo albinegro, iguala los registros a domicilio del Cartagena.

Por detrás del cuadro de Alberto Monteagudo aparecen Mirándes, Rayo Majadohonda, Mallorca, Real Murcia, Alcoyano, Gernika, Sporting B, Racing B y Marbella. El equipo malagueño, a priori el gran rival del Efesé en la pelea por la primera plaza del grupo IV en las diez últimas jornadas, ha sumado siete puntos menos que los cartageneros en sus salidas. El bagaje como visitante de los de Fernando Estévez es de cinco victorias (Balompédica Linense, Villanovense, Melilla, San Fernando y Cartagena), cinco empates (Córdoba B, Jumilla, Betis Deportivo, Mérida y Las Palmas Atlético) y cuatro derrotas (Extremadura, Granada B, Real Murcia y Recreativo de Huelva).

Mejores equipos a domicilio de toda la Segunda B
1,Cartagena y Fuenlabrada (27 puntos). 3, Mirandés (26). 4, Rayo Majadahonda (24). 5, Mallorca (23). 6, Murcia, Alcoyano y Gernika (22). 9, Sporting B y Racing de Santander (21).
Mejores equipos en casa de toda la Segunda B
1, Sporting de Gijón B (36 puntos). 2, Mallorca (34). 3, Marbella y Talavera (32). 5, Villarreal B (31). 6, Racing de Santander, Bilbao Athletic, Real Sociedad B y Logroñés (30)... 27, Cartagena (25).
Mejores equipos a domicilio del grupo IV
1,Cartagena (27 puntos). 2, Murcia (22). 3, Marbella (20). 4, UCAM (18). 5, Extremadura (17). 6, Granada B, Linense y Melilla (16).
Mejores equipos en casa del grupo IV
1, Marbella (32 puntos). 2, Extremadura y Villanovense (29). 4, Granada B, Mérida y El Ejido (26). 7,Cartagena, Linense y Melilla (25).

Lo que pasa es que si miramos los resultados en casa del Cartagena, igual que también ocurrió la temporada pasada, nos encontramos con una realidad bien distinta. Hasta 26 equipos de los cuatro grupos superan los números del Efesé como local. De hecho, solo en el grupo IV hay seis conjuntos, Marbella, Extremadura, Villanovense, Granada B, Mérida y El Ejido, que han sacado más puntos que el Cartagena en sus encuentros en casa. El botín como local del cuadro blanquinegro es de 25 puntos en 13 partidos. Ha ganado siete partidos, ha empatado cuatro y ha perdido dos, contra el Betis Deportivo (1-4) y ante el Marbella (1-1).

Los albinegros han sumado siete puntos más que el Marbella en sus 15 partidos a domicilio

Entonces, la pregunta es muy clara. ¿Por qué el Cartagena obtiene mejores resultados a domicilio? ¿Qué sucede para que, por segunda temporada consecutiva, los jugadores albinegros estén más cómodos jugando como visitantes que como locales? Lógicamente, en el cuerpo técnico que lidera Alberto Monteagudo, llevan tiempo haciéndose estas preguntas y buscando respuestas. Y algunas cosas están más o menos claras a estas alturas de la Liga.

En el análisis interno del club prevalece un motivo por encima de todos los demás. La mayoría de los equipos que vienen al Cartagonova esperan atrás, se arman bien a nivel defensivo, se meten en su parcela y se dedican a mantener su portería a cero en busca de un contragolpe que pueda darle los tres puntos. Si no llega el gol, un empate en el Cartagonova ante el equipo que ha sido líder durante la mitad de la temporada (14 de las 28 jornadas ya consumidas) siempre es un buen resultado.

El mismo modelo

Al contrario, cuando el Cartagena aparece como visitante, los rivales encaran los partidos de un modo distinto. En Segunda B, el que juega en casa tiende a llevar la iniciativa y, de este modo, equipos como el Mérida, el Córdoba B o el Melilla, por citar tres de los ejemplos más claros de este curso, son mucho más ofensivos jugando como locales que como visitantes. El cuadro de Alberto Monteagudo, por su parte, tiene un dibujo definido y una forma de encarar los partidos que no cambia, más allá de si se juega en el Cartagonova o lejos de casa. Y como pisa campo contrario, genera fútbol de ataque y acaba teniendo ocasiones, a poco que sus hombres de ataque estén acertados -como sucedió el pasado domingo en San Fernando- se acaba llevando la victoria.

Obviamente, hay partidos en los que el modelo de juego se resiente, como el domingo en Bahía Sur o a finales de diciembre en Écija. Son encuentros en los que el estado del terreno de juego o las condiciones climatológicas impiden desplegar el típico juego de combinaciones y asociaciones constantes que vemos en el Cartagonova. Curiosamente, también de estos partidos suele salir victorioso el equipo albinegro. Mirando a las victorias logradas el año pasado como visitante, destacan los triunfos bajo la lluvia en Jumilla o San Fernando y las victorias en campos diminutos como los de Mancha Real o Sanlúcar de Barrameda.

Además, hay otros factores que pueden explicar la diferencia en el rendimiento del Efesé en casa y fuera. Presión y autosuficiencia son dos de los más destacados. Hay futbolistas que llevan mejor que otros la exigencia de la grada y, en líneas generales, parece claro que el rendimiento individual de la mayoría de los jugadores albinegros es más alto lejos del Cartagonova. No es lo mismo jugar ante 8.000 personas, como ante el Marbella, que ante 200 como en la penúltima salida, a Córdoba. Y, por incomprensible que parezca, la sensación es que este Cartagena (y el del año pasado) se libera cuando sale de su estadio.

Otro problema que sigue ahí es el de la relajación y la autosuficiencia de los albinegros en muchos partidos en casa. Los jugadores entrenados por Alberto Monteagudo se saben (y se sienten) superiores a la mayoría de los equipos que vienen al Cartagonova. Y en demasiadas fases de bastantes partidos levantan el pie del acelerador. Y lo terminan pagando caro. Porque en Segunda B nadie es muy superior a nadie y el que marca primero en un partido raramente termina perdiendo. Remontar en esta categoría es casi imposible y hacer dos goles, aunque seas el Cartagena y juegues en casa, tampoco es sencillo.

Owusu, baja por lesión ante Granada B y Las Palmas Atlético

El extremo ghanés Owusu Kwabena, de 20 años, sufre lesión muscular grado 1 en el bíceps femoral derecho y será baja entre diez y quince días. Ya se perdió la salida del pasado fin de semana a San Fernando, facilitando así el debut del extremeño José Gaspar, y tampoco estará disponible en los dos próximos encuentros, este sábado contra el Granada B y el siguiente domingo en la visita al campo de Las Palmas Atlético. Si todo marcha bien, el atacante cedido por el Leganés reaparecerá el próximo 24 de marzo en el Cartagonova ante el Jumilla. En otro orden de asuntos, Paco Belmonte y Manuel Sánchez Breis, del FC Cartagena, hicieron ayer entrega de un cheque de 2.036 euros a los directivos de la AFCT. Es la recaudación del amistoso jugado el mes pasado ante el Meizhou Meixian, que se destina de manera íntegra al fútbol base local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos