Alberto Monteagudo: «En casa tenemos que ser duros, como en la primera vuelta del pasado año»

Alberto Monteagudo, en la sesión de trabajo de ayer.
Alberto Monteagudo, en la sesión de trabajo de ayer. / Antonio Gil / AGM

El técnico manchego cuenta con todos los efectivos disponibles para recibir al Melilla en busca de un nuevo triunfo en casa

MAITE FERNÁNDEZCARTAGENA

Alberto Monteagudo aguardaba ayer sus últimos refuerzos del mercado, pero muy centrado en la visita del Melilla. Contento y feliz con la llegada de Morros, que ofrece más opciones en la defensa, y sobre todo con Abalo para la parcela ofensiva, pensaba ya en un rival complicado y en la obligación de hacerse fuertes en el mismo estadio en el que consumaron el pase a la siguiente ronda de La Copa.

Seguramente ese estado de ánimo ha influido positivamente en una plantilla que está cansada del esfuerzo, pero que no tiene secuelas de los 120 minutos coperos y del apretado calendario de este inicio de la temporada. «Están mucho mejor de lo que esperaba. Cansados, muy cansados, pero bien. Kuki Zalazar ya está con el grupo, Alberto Aguilar está bien y lleva sin dolor más de una semana, aunque en la Copa y con el campo embarrado no lo quise hacer sufrir. Moisés, que terminó con el gemelo cargado, también ha recuperado bien. Álvaro y Aketxe se han retirado un poco antes con algunas molestias, pero bastante mejor que lo que esperaba tras el esfuerzo».

Tendrá que esperar a la sesión de hoy para configurar una lista de jugadores para la cita, aunque no descartaba intrucir en la convocatoria a alguno de los jugadores del filial que podrían dar algo de frescura al bloque que tiene muchos partidos en pocos días por las eliminatorias de la Copa del Rey.

Hará cambios, pero ninguna revolución grande. «Habrá cambios, pero no nueve. El físico puede pasar factura, porque son tres partidos en siete días. Haremos cambios para no cargarnos a nadie e intentar ganar el partido», observó.

Rival difícil

Está muy pendiente de los suyos, pero a pesar de lo apretado del calendario,también ha estudiado al Melilla de Manolo Herrero. «Todos sabemos como es el Melilla, compacto, fuerte, con gente por en medio. El partido que le he visto jugó con tres en el centro; Garrido, Juanma y Nando. Han fichado a Rubén Martínez del Lorca, Zelu, a Yacine... en la portería todos conocéis a Dani Barrio, que es uno de los mejores de la categoría. Han cambiado de entrenador e intentan jugar la pelota algo más que el año pasado. Es un buen equipo, con buenos jugadores, que también llega de jugar la Copa».

Monteagudo quiere que el Cartagonova, que no está en las mejores condiciones tras la lluvia, sea un fortín para los suyos. «Jugamos en nuestra casa y está claro que tiene que ser como la primera vuelta del año pasado. Tenemos que ser un equipo férreo y duro y que se escapen pocos puntos», comenta el técnico albinegro.

El albaceteño teme más el cansancio que el horario del mediodía, que también puede incrementar esa sensación. «Más que el calor es el cansacio. El calor es para los dos, aunque ellos juegan muchas veces a las doce. Espero que dominemos el balón, porque si lo tenemos tendremos que correr menos. Yo al equipo lo veo físicamente muy bien».

Defensivamente han hecho hincapié en algunos detalles, aunque el entrenador reconoce que no es algo tan sencillo. «Yo veo los partidos y dices vamos a evitar el gol de Isi y a lo mejor habría que despejar, pero lo mismo haces penalti. En el Ejido se pudo haber despejado antes, pero luego te la mete en la escuadra. Los otros dos son más evitables.No se trata de trabajar toda la línea y defender diferente, porque no es problema de que te dominen y defiendas mal. Estamos incidiendo individualmente para evitar los centros y defender lejos de la portería, porque sabemos que defendiendo cerca está siendo gol y queremos que pase cuanto menos mejor».

Por la portería está totalmente tranquilo. «Marcos estuvo muy bien. Es un puesto complicado y muy mirado. Cualquier jugada es controversia, pero creo que tenemos dos muy buenos porteros, aunque todos pueden ser cuestionados por una jugada. Arconada, Casillas...desde dentro tengo claro que tenemos dos porteros rápidos y valientes. A Marcos le vino muy bien haber jugado esos ocho partidos del año pasado y está con más seguridad y Pau es un portero con un bagaje y una gran personalidad que me demuestra que puedo estar tranquilo y que puede jugar cualquiera».

Con lo que sí cuenta es con el apoyo de los aficionados. «A todos nos gusta pasar como pasamos la Copa, aunque el entrenador prefiera no sufrir tanto. La gente se enganchó, estaba feliz. Todos creíamos que merecíamos haber ganado antes y el socio que vino le habrá dicho al amigo que no lo es que venga porque juegan bien, porque es un equipo con alma y que transmite. Vamos por el rival, aunque queden cinco minutos. No sabemos hacer otra cosa y eso el aficionado lo agradece. Necesitamos que vengan al partido y nos arropen, porque es una semana importante».

Está feliz con Morros, que ayer entrenó ya, y con Abalo, que ya se incopora al grupo hoy. «Abalo es otra historia. Ha jugado en Primera, en Champions, ahora viene de la Primera polaca y nos va a dar un plus en las bandas, detrás del punta, como falso 9... Es un jugador que va a sumar mucho y refrescará a Hugo y Álvaro que están jugando todo y son futbolistas de explosión y no queremos que ninguno se lesione».

Dice que está bien físicamente y que no ha tenido lesiones importantes, por lo que estará en seguida metido entrenando con el equipo y en condiciones. Hoy tendrá el primer contacto en el campo y ayer ya visitó las instalaciones del club con el que se ha comprometido por tres temporadas.

Más

Fotos

Vídeos