Un mes con el pie en el acelerador

Míchel Zabaco y Owusu, abatidos en el césped del Cartagonova, hace un mes, tras acabar el sueño del ascenso ante el Extremadura. / j. m. rodríguez / agm
Míchel Zabaco y Owusu, abatidos en el césped del Cartagonova, hace un mes, tras acabar el sueño del ascenso ante el Extremadura. / j. m. rodríguez / agm

El Efesé avanza con cautela en su nuevo proyecto 30 días después de la eliminación ante el Extremadura

RUBÉN SERRANOCartagena

Salió al terreno de juego cuando ya no quedaba nadie en el campo. Caminaba despacio, pensativo, y optó por tumbarse en el césped unos minutos, apoyado en una valla publicitaria del fondo sur. Apenas fueron unos minutos, pero lo suficiente como para desahogarse, tomar aire y empezar a construir los cimientos de un nuevo proyecto. Hoy se cumple un mes de la imagen del dueño y presidente del Cartagena, Paco Belmonte, abatido tras la eliminación del club en la final por el ascenso ante el Extremadura. Treinta días de calma y tempestad marcados por varios acontecimientos que han agitado (para bien y para mal) el día a día del conjunto albinegro.

El club trabaja en silencio en la confección de la plantilla tras sobreponerse al varapalo deportivo, a los supuestos amaños y al adiós de Monteagudo

Tanto el propio Belmonte como su socio, el manager general Manuel Sánchez Breis, apenas han desconectado del día a día. Fuera de los micrófonos lo confiesan: el primero sigue atendiendo llamadas y enredado en gestiones hasta altas horas de la madrugada, incluso en su casa de Cabo de Palos; el segundo, en conversaciones desde hace semanas con los patrocinadores, apenas saca tiempo libre. Realmente, estos últimos treinta días no han dado para estar de parranda. El Efesé no se lo ha podido permitir.

Un mes sin descanso, al detalle

1 Adiós al ascenso.
El Efesé se despidió hace exactamente un mes de subir a Segunda tras empatar a cero contra el Extremadura. Después vino un 'terremoto' para agitar el día a día.
2 Los supuestos amaños.
Casi sin tiempo para digerir el varapalo de estar un año más en Segunda B, en el último mes hubo que atajar las acusaciones del Extremadura y varios medios.
3 Adiós a Monteagudo.
Sin vacaciones, Belmonte y Breis tuvieron que ponerse manos a la obra en el nuevo proyecto. De mutuo acuerdo, acabó el ciclo de Alberto Monteagudo.
4 Baile de entrenadores.
Belmonte no ha dejado de trabajar, incluso de madrugada, y tuvo que cerrar cuanto antes la contratación de un técnico, Munúa, tras tantear a Tevenet.
5 Cautela en el mercado.
Es una incógnita y en el Efesé prefieren el silencio antes de soltar nombres al aire sin estar cerrados. Análisis de jugadores en vídeo. Sin prisa pero sin pausa.

Los primeros ajetreos no tardaron en llegar. Unos días después de recibir el varapalo contra el Extremadura, saltaron las alarmas por los anuncios de presuntos intentos de amaño de aquel partido. Al club, mermado aún por perder en dos ocasiones el ascenso, le tocó aclarar el asunto con varios comunicados, para limpiar la imagen, y preparar las correspondientes querellas ante el Extremadura y los diarios 'El Mundo' y 'ABC', los que publicaron los presuntos intentos de compra en los encuentros frente al Extremadura y el Rayo Majadahonda. El propio Belmonte, el día de la presentación de la campaña de abonados, ya aclaró que hicieron las correspondientes gestiones, para que eso llegue a buen puerto y «no se manche» la imagen del Efesé.

Belmonte y Breis prefieren mantener la calma y no dar nombres al aire antes de que estén cerrados

Ajetreo desde el primer día

Superado ese primer bache en el camino, el tema deportivo tampoco ha dado descanso a Belmonte y a Breis. Lo primero fue centrarse en la confección de la plantilla, empezando por los cimientos: en paralelo a las acusaciones de amaño, los directivos del Efesé mantuvieron reuniones con Alberto Monteagudo, para decidir si debía ser él el capataz del nuevo proyecto. Una vez descartado, por «mutuo acuerdo» entre las dos partes, el club ha pasado en este último mes por un ciclo de renovación, un proceso de borrón y cuenta nueva para traer nuevos aires al banquillo del Cartagonova.

La opcion de Dorronsoro en la portería parece descartada; sostienen que hay mejores alternativas

Los días pasaron y el repertorio de posibles candidatos, también. Belmonte mantuvo conversaciones con Luis García Tevenet, con Curro Torres y con Gustavo Adolfo Munúa, al menos que hayan trascendido, a la vez que cerraba los fichajes de Santi Jara y el de Antonio López, de madrugada. Un no parar que acabó con Tevenet en el filial del Levante, con Torres a la espera de un banquillo de Segunda y con Munúa aterrizando en el aeropuerto de Alicante, camino del conjunto albinegro. Las semanas de intensas negociaciones han merecido la pena, porque en el club están muy contentos con la predisposición del técnico charrúa: vive por y para el Cartagena en la búsqueda de fichajes que encajen en su modelo de juego, que se intuye similar al desarrollado por Monteagudo durante dos años y medio.

Precisamente la contratación de nuevos jugadores es lo que más preocupa a día de hoy a la afición del Cartagena. Desde la eliminación hace un mes ante el Extremadura, apenas ha habido avances en este asunto. Actualmente hay 15 futbolistas en la primera plantilla, pero tres de ellos (Pau Torres, Dani Abalo y Sergio Jiménez) podrían salir y hay un tercero (Adama Fofana) que es más habitual verlo en el filial. Con esas perspectivas, y a falta de apenas un mes para el inicio de la competición el grupo IV de Segunda B, hay quienes empiezan a impacientarse: son al menos diez altas las que tiene que hacer el Efesé.

En la entidad albinegra insisten en que no están parados. En este mes, Belmonte y Breis se han propuesto trabajar en silencio, ser cautos y no lanzar nombres al aire hasta que estén cerrados. Ambos han insistido en estas últimas semanas que 'pescar' en Segunda lleva su tiempo, al igual que hacer posible el regreso de Isaac Aketxe. El delantero ha mantenido conversaciones con los directivos del Efesé, pero él sigue en el Albacete a la espera y este tema, que es uno de los muchos frentes abiertos, está aún «muy verde».

Dorronsoro, difícil

Ambos reciben a diario ofrecimientos de todo tipo de jugadores, de categorías inferiores, extranjeros y hasta brasileños. De eso no falta, pero lógicamente son nombres desconocidos y que no están a ala altura de un club que pretende estar en Segunda. Como pronto, lo que parece más complicado es reforzar la portería con la llegada de Dorronsoro, guardameta de 33 años del Lorca FC y cuyo nombre había sonado

con fuerzas en otras ocasiones. Pero en el Efesé consideran que el de Santander, pese a su currículum, no mejora a un Pau Torres que tiene la puerta de salida abierta. De momento hay cautela en el mercado.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos